Foro Económico Mundial 2017: Una cara más fresca del capitalismo

    Con orejeras, guantes y chaquetas térmicas se reunieron algunos líderes mundiales como Jinping, Lagarde y May para asumir los nuevos retos del modelo económico para los próximos años

    3267
    0
    COMPARTIR
    Cortesía Radio-Chile

    Es la ciudad más gélida de Suiza, con una temperatura de -9° grados. A  más de 1500 metros sobre el nivel mar en los Alpes suizos. En medio de un sistema montañoso cubierto de nieve durante los meses de invierno. Hace a Davos, el arquetipo ideal para la práctica de esquí. Sin embargo, durante 4 días las personas no se deslizaron por la nieve, sino por desafíos económicos globales.

    Alrededor de 3000 funcionarios entre jefes de gobierno de diferentes países, personas de negocios, científicos y sociedad civil asistieron a la edición cuadragésima séptima del Foro Económico Mundial, por un valor de 42,500 francos suizos por miembro, en cuya edición por primera vez asiste Xi Jinping, el presidente de la República Popular China.

    Dentro de los temarios abordados, estuvo la reforma del capitalismo. Jinping durante su discurso inaugural aseguraba la importancia del libre comercio y la globalización “Seguir el proteccionismo es como encerrarse uno mismo en un salón oscuro: puede que evite el viento y la lluvia, pero también se quedarán afuera la luz y el aire”.

    Estas declaraciones se producen en un contexto menos polarizado de las economías mundiales. Cada vez está más lejos las posturas extremistas presentadas entre el 17 de julio y el 2 de agosto de 1945 en la conferencia de Postdam. Parece que la defensa de las tesis comunistas o socialistas quedaron abandonadas por los líderes políticos del mundo asiático.

    Algunas ideas han sido respalda por Klaus Schwab, fundador y presidente del Foro Económico Mundial (WEF) entre ellas la reforma del capitalismo, porque considera que es la única forma para frenar el atractivo de los movimientos  populistas en el mundo. Pronostica que de no incorporar las medidas correspondientes en el año 2017 podrían “acrecentar los riesgos globales”.

    La presidenta del Fondo Monetario Internacional, Cristine Lagarde estuvo de acuerdo con que el sistema sufriera cambios para poder acoplarse a las necesidades del siglo XXI. “Parece que las luchan con la desigualdad tendría que convertirse en una preocupación central para los gobiernos”. Afirmación que se produjo luego de que la ONG, Oxfam, publicará esa semana su informe anual sobre la progresiva brechas de desigualdad, en donde ahora solamente 8 hombres tienen la misma riqueza que la mitad del mundo.

    Solamente la primera ministra británica, Theresa May, fue quien más se acercó al lema central para el 2017 fijado por Schwab “Liderazgo responsable y receptivo”, en donde respaldó la idea de un Reino Unido que repasará las fronteras y pudiera estar en todos los mercados a pesar del Brexit.  “Nos convertirá en un actor global e internacional incluso mayor, en acción y en espíritu”, apuntaba en medio de presiones internas por parte de los inversores extranjeros que están frente a la disyuntiva del porvenir del Reino Unido.

    En definitiva, el Foro Económico Mundial, presentó nuevas propuestas para reformular el capitalismo. Nuevos actores económicos, como el zarpazo que diera China para posicionarse como un heredero del libre comercio global y hacerle competencia a Washington. Surgen realidades políticas por parte de los países para volcarse a resolver la desigualdad. Es esperar hasta el 2018 y saber sí los países aún se deslizarán sobre nieve o serán aplastados por un alud de promesas.

    COMPARTIR
    Artículo anteriorTareck El Aissami, el as del chavismo
    Artículo siguienteCuando un plato de sopa se convierte en la única esperanza
    Soy @lsegovia96. Ucevista y Ucsarista. Me gustan esas películas que la gente no entiende-Memento- I think I've figured the answers out suddenly I realize that the world is like a gelatin. En definitiva, estudiante de las historias y el responsable de comunicarlas.

    DEJA UNA RESPUESTA