Periodista, actor, embajador de buena voluntad por la UNICEF y promovedor por los derechos iguales

    Edgar Ramírez se encuentra orgulloso de ser latinoamericano, donde representa a su país Venezuela en cada una de sus películas realizadas en Hollywood, un hombre inteligente que ha crecido profesionalmente en el exterior.

    244
    0
    COMPARTIR

    Ramírez graduado de Licenciado de Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello, saltó a la popularidad donde trabajó en una novela venezolana que lleva por nombre Cosita Rica producida por Venevisión. Así abrió camino a la actuación, su dedicación al actuar lo hace por diversión. Busca evolucionar a través de cada uno de sus proyectos que son relevantes donde ha tenido que trabajar con grandes actores. Ha sido un hombre sin límites que quiere hacer todo tipo cine y siempre tener la libertad de decidir si aceptar un papel en una película, donde el sienta conexión.

    “Carlos” una miniserie de tv que protagonizó el venezolano, le permitió estar nominado a un Globo de Oro en el año 2011 como mejor actor en una miniserie, también a los Premios del Sindicato de Actores y en los Emmy Awards como mejor actor de televisión o de miniserie. Solo logró ganar el Permio Cesar como mejor actor de revelación. Le dio así un crecimiento más significativo, aunque en una entrevista por CNN con Camilo Egaña expresó que “no fue el papel de su vida, el papel de tu vida es el próximo siempre”, en el que estés por elaborar.

    De acuerdo a los distintos proyectos que ha realizado, papeles totalmente diferentes a otros, de actuar como Simón Bolívar en “Libertador” hasta un boxeador panameño Roberto Durán en “Hands of Stone”, donde ha tenido preparaciones diversas en cada película que él acepta para producir, esto le ha dado una representación más memorable. Cada día se suma a proyectos de alta de calidad en Hollywood donde ha contribuido con grandes actores como Robert de Niro, Jennifer Lawrence, Matt Damon y su más reciente trabajo “Gold” donde Edgar actúa como un geólogo y el actor Matthew McConaughey representa un empresario.

    Un hombre culto, sin fronteras que a pesar de las limitaciones que tiene con compartir con su familia y sus amigos, reconoce que su trabajo es extraordinario y que debe hacerlo con la pasión que le transmite, trata también de poder llevar una vida normal sin complicaciones pese al esfuerzo de actuar en una gran industria. Una de las mayores oportunidades que él tiene es debatir sobre las posibilidades de hacer grandes proyectos y con excelentes personas.

    Sin olvidarse de su país debido a que habita fuera de este, crítica la situación por la que pasa actualmente, donde dice que la falta de seguridad es responsabilidad del gobierno y que debe haber soluciones concretas. Fue nombrado embajador de buena voluntad por la UNICEF en el año 2010, de acuerdo a sus campañas de prevención contra la violencia y que desea sumar más artistas para el mismo beneficio de bien público.

     

     

    DEJA UNA RESPUESTA